Bitacora verata

Vida después de la guerra

La flor, en sus diversas manifestaciones, es sin duda la reina de la primavera. No hay más que echarse a la calle, a los jardines y al campo de nuestro entorno y sentir ese latir de las flores con su color, con su perfume y su elegancia… En la Vera han florecido los almendros, los perales, los melocotoneros, los cerezos… un lujo de blancura inmaculada que empaña los ojos hasta doler gozosamente con su fulgor, cuando esa floresta es  acariciada por el sol.

Pero La Vera no es solo eso. Un manojo de actividades se abren en  abanico durante esta primavera florida. Y entre ellas, el conjunto de veinte fotografías que, con el título “Vida después de la guerra”, retratan las vidas de personas que, procedentes de países con guerra, han tratado de entrar en Europa por el mar Egeo atravesando las islas griegas, y que se muestran al público en el Museo Fundación Pecharromán, de Pasarón, originales de la periodista Fátima Martínez, que puede contemplarse desde el 17 de marzo al 7 de mayo actuales.

Según nos transmite la citada Fundación mediante los datos facilitados por ACNUR, solo en el primer semestre de 2016, más de 3 millones y medio de personas se vieron desplazados de su lugar de origen a causa de los conflictos. La motivación de la periodista es denunciar la situación padecida en Grecia por miles de familias que no tienen un ‘refugio seguro’ donde vivir.

Fátima Martínez, según leemos en su ficha técnica de la fotógrafa artista, es periodista y profesora de Universidad de Periodismo, desde hace más de una década se ha encontrado historias de familias como la de Kareem, un padre de familia de origen iraquí, con dos hijos con parálisis cerebral que después de estar en varios campos de refugiados se vio obligado a retornar a Iraq, justo antes de que la situación se recrudeciera. Ojalá estas imágenes en blanco y negro y a color sirvan para concienciarnos un poco más a todos.

En fin, que ya ven que florece la primavera, una primavera que nos entra por los sentidos: color de la naturaleza, color en la cultura, color en el deporte y otras manifestaciones festivas, gastronómicas, sociales, etc. Ya le decimos: un lujo.

publicidad Alcor del Roble hotel

 

Un pensamiento en “Vida después de la guerra”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.