Rutas para sentirse como reyes en Extremadura

Desde Octavio Augusto, en el año 25 antes de Cristo, pasando por Almanzor en el año 977 hasta Felipe VI, muchos han sido los reyes que han abierto camino en Extremadura. Conquistas, amores, ocio, salud y también trabajo se escondían detrás de estos regios viajes.

Extremadura guarda y presume de los recuerdos de aquellos periplos reales por su red de senderos.

Ruta Monumental de Octavio Augusto

Pertenece al Circuito Camina Extremadura y en 2017 celebrará su séptima edición. Organizada por el club de senderismo Emérita Augusta, es una ruta senderista urbana y monumental para disfrutar de 2000 años de historia en Mérida.

Es un paseo que recorre las riberas de ambos ríos emeritenses, su legado romano y las zonas verdes de la ciudad: son 15 kilómetros en un viaje circular de cuatro horas.

Alfonso Onceno, de Navezuelas a Guadalupe

En primavera los pasos de Alfonso Onceno vuelven a escucharse próximos al valle de Almonte. La asociación de senderismo Maragatos organiza un paseo en el Geoparque Villuercas-Ibores-Jara.

Son unos 16 kilómetros entre Navezuelas y Guadalupe con dificultad media-alta por la acumulación de desniveles. Si bien no cazaremos osos, como gustaba al monarca, sí disfrutaremos de un paisaje espectacular cargado de un altísimo valor geológico.

Ruta de Isabel La Católica, de Cañamero a Guadalupe

Isabel La Católica pisó tierras extremeñas por vez primera a la edad de 13 años y desde entonces varias localidades recibieron tan soberana visita. Entre todas las paradas, Guadalupe tenía un especial significado para la reina y allí departió con Cristóbal Colón antes de su viaje a las Américas.

En esta ruta disfrutamos de la grandeza geológica de Las Villuercas para recorrer los mismos senderos que pisó Isabel cuando viajó hasta Trujillo desde Guadalupe atravesando Cañamero, Logrosán, Zorita y Herguijuela. Son 15 kilómetros lineales y discurre próxima a la cueva Chiquita con una de las pinturas rupestres más importantes del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara.

Ruta del Emperador, de Jarandilla al monasterio de Yuste

Se trata de los últimos diez kilómetros que transitó Carlos V por La Vera antes de llegar al monasterio de Yuste. Se realiza en las mismas fechas que escogió el monarca en 1556: el frío mes de febrero.

El viaje parte de Jarandilla de la Vera, pasa por Aldeanueva de la Vera y Cuacos de Yuste. La ruta puede realizarse a pie o a caballo y al camino se suman representaciones teatrales y ambientaciones del siglo XVI.

Travesía de Carlos V, de Tornavacas a Jarandilla

Una ruta de 25 kilómetros de longitud por senderos de montaña que unen dos bellezas en el puerto de las Yeguas: La Vera y el Jerte. Bosques autóctonos salpicados de tierras de labor y campos de frutales envuelven el camino en colores sorprendentes desde Tornavacas a Jarandilla.

El Grupo Placentino de Montaña organiza esta travesía que puede realizarse en el mes de noviembre, coincidiendo con la fecha en la que el emperador Carlos V llegó a Jarandilla de la Vera en 1556.

Ruta de Alfonso XIII, de Casares de las Hurdes a Las Mestas

Siguiendo las crónicas del viaje que registraron la visita de Alfonso XIII a las Hurdes en 1922, la Mancomunidad de Municipios ha diseñado una ruta senderista. Aquel mes de junio, el monarca recorrió 150 kilómetros por pizarra y piedra jurdana y esta propuesta cubre los últimos 22 kilómetros, entre Casares de las Hurdes y Las Mestas.

Entre bancales de olivos y frutales robados a la montaña, pinares, valles y cimas de horizontes espectaculares, esta es una cita de siete horas y media que también discurre por Riomalo de Arriba, Ladrillar y Cabezo.

 Otros monarcas nos llevan, por ejemplo, a Madrigalejo, donde murió Fernando el Católico. Juana la Beltraneja nos invita a viajar a Plasencia donde podemos recorrer el escenario donde se casó y los lugares donde confabuló para derrocar a su prima Isabel la Católica. Con la infanta Isabel visitamos Valencia de Alcántara. En agosto escenifican la boda regia que unió los destinos de los reinos de Castilla, Aragón y Portugal en 1497, gracias al matrimonio de la hija de los Reyes Católicos y Manuel I El Afortunado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.