Menos mal que nos queda Portugal y Siniestro Total

Lo recuerdo perfectamente. Yo había aprobado 8º de E.G.B y mi premio consistía en viajar solo a Oiartzun (cuando yo fui en el letrero ponía Oyarzun). Viajar solo ya era de por sí una aventura y lo que me sucedió simplemente cambió mi vida. Sin ese viaje no estaría escribiendo ahora mismo. Así, a las bravas, sin vaselina.

Eran las fiestas del pueblo y por primera vez en mi vida me iba a quedar hasta las tantas de la madrugada de fiesta, lo hacía en Santa Cruz de Paniagua pero evidentemente no era lo mismo, le repito querido lector que estaba solo, no tenía padres que me dijeran nada. Con mi primo Juanjo, que para mí era como DIOS, bajé aquella cuesta llena de gente joven, alegre y combativa (eran mediados de los 80´s) y entramos en un pub. Yo bebía Coca Cola y fíjate tú qué cosas, llevaba una camiseta negra que ponía “Enjoy Cocaine” que me compré con mis ahorros en una gran superficie comercial llamada “Mamut” justo el día antes.

SINIESTROTOTAL

Había pasado unos días en Irún con mi familia materna y luego me tocaba disfrutarla con la paterna. Cuando entramos sonó a un volumen atronador (en mi vida había oído yo música más alta en agosto y en fiestas) unas voces que simulaban adelantamientos de coches y… aquí me tenéis, escribiendo sobre Siniestro Total, el grupo que me cambió la vida. Nos visitan este sábado en Plasencia con motivo de una nueva edición del Mayorga Rock.

Sigo para no despistarme con mi historia particular ligada al grupo. Cuando volví de Oiarztun a Santa Cruz de Paniagua (qué piscina natural tenemos, señora) la vida me deparaba otra sorpresa, conocería a mi primo Xabi un año mayor que yo y que, atención, tenia cintas de La Polla Records y Siniestro Total. En aquel pub escuché entero el disco “Menos Mal que nos Queda Portugal” y mi primo me deleitaría también con la cinta de “El Regreso”. Yo hacía que tocaba la guitarra con una raqueta de tenis, una pala de frontón de mi Aitá y si se ponía la cosa caliente, la fregona con el cubo hacía de micrófono. Me sabia las letras de memoria y tenía el don de escuchar las cintas seguidas sin problema dos o tres veces. A muchas de las chicas les cantaba aquello de “yo te quiero, te quiero” y si me dices de ir andando lo primero que te diré sin despeinarme es “demasiado lejos para ir andando”. La Fórmula 1 me la descubrieron ellos, cuando me tocaron los volcanes en “naturales” jugaba con ventaja y como estudiaba con curas el “señor iluminaba mi corazón” cada puto domingo.

Con el tiempo formé un grupo inspirado en un 90 por ciento en los Siniestro Total que descubrí en aquel glorioso 1985. Solo tengo una pena, ni Juanjo ni Xabi han podido ver que aquel chaval de catorce años que soñaba con conocerlos y tocar con ellos …lo ha conseguido. Ahora soy amigo de Miguel Costas y Julián Hernández, quién me lo iba a mí a decir, fíjate.

Y es que en esta vida, querido lector, no se puede tener todo.

Disfruten del festival y gocen con Siniestro Total

Pd Otro día les cuento la segunda parte que también toca en el festival: Gatillazo. Evaristo el de La Polla Records. El rey de la baraja también viene…O cuando mi padre a la altura de Pancorbo tiró la cinta de “Salve” por la ventanilla de aquella C-15 al grito de “va a comer mierda tu puta madre”. El año pasado le enseñé a mi padre la foto con el de “La polla en Vinagre” como le llama él.

Publicado en septiembre de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.