Temporada acuática en Extremadura

(Transcripción del audio Alarga la temporada acuática en Extremadura, dirigido a estudiantes de español)

Extremadura es una región ideal para el deporte acuático más allá del verano. Un mapa de agua privilegiado arropado por una meteorología  templada,  alarga la temporada y permite ponerse el traje de neopreno o convertirse en grumete desde marzo hasta octubre.

Extremadura es un destino generoso en grandes embalses. La clásica vela, el esquí acuático y el surf son una realidad en nuestras aguas dulces. Otras disciplinas más innovadoras permiten sobrevolar el agua en parapente o hacer equilibrio sobre una tabla arrastrada por una lancha, como el kitesurf o el wakeboard.

Escenas que salpican grandes pantanos como los de Alange, Alcántara, Alqueva, Gabriel y Galán, García de Sola, Orellana, La Serena o Zalamea. Muchos de ellos con clubes náuticos en los que iniciarse en los deportes acuáticos sin necesidad de hacer kilómetros en busca de la costa salada.

A Extremadura la bañan 1.500 kilómetros de costa interior. Presas, playas, ríos, gargantas, charcos y piscinas naturales en los que sentirse como pez en el agua. Cursos fluviales con caudal vivo como los del Alagón, Árrago, Tiétar o Los Ángeles, se convierten en pistas excepcionales para descensos en canoa, kayak y piraguas.

Gargantas y saltos de agua en el norte extremeño son escenario de rafting y barranquismo. Rincones como Los Papúos y Los Hoyos en el Valle del Jerte, la piscina natural Vadillo, El Gargantón en La Vera o  el entorno de Casares en Las Hurdes. Toboganes y pozas que se reparten por las comarcas cacereñas.

No se pueden pasar por alto las condiciones de la región para la práctica del buceo, con inmersiones en pantanos, ríos y charcos, que se incorporan al catálogo aventurero.

Toda esa riqueza natural es un motor de desarrollo que se ha convertido en un producto turístico. Surgen empresas de turismo acuático y activo donde crece la demanda de extremeños y foráneos. Estos últimos, atraídos por la cómoda situación estratégica.

Con estos precedentes, no es casualidad que Extremadura cuente con un Centro Internacional de Innovación Deportiva como es El Anillo, en el pantano de Gabriel y Galán. Reconocido como Centro de Referencia Nacional de Formación Profesional, es una apuesta de la Junta de Extremadura. En él se facilita la práctica deportiva y la investigación, formación y celebración de competiciones de alto nivel.

La concepción arquitectónica de El Anillo es un aliciente para comprobar el cuidado en su construcción y no alterar el entorno medioambiental.

Agosto 2016

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.