No la escuchaste

Mozart dijo que la música engrandece el espíritu. Y uno añade que alegra el alma, que viene a ser lo mismo. Todo muy sutil, aunque comprobado como cierto.

A lo que vamos, Milady. La música culta y la contemporánea ayudan a alegrar festejos, corazones y a ilustrar momentos en que los acordes, armonías y voces te sacuden los sentimientos provocando afectos.

Hay veces que a uno le vibra todo dependiendo del lugar, de la persona que te mira y de la canción que llega a tus oídos. Esta última, la que escuchaste, se te queda grabada en tu tocadiscos íntimo y sentimental para toda la vida.

A perdonar a este cronista que se repite. Vuelvo a decir que el río Jerte -a su paso por Plasencia- me suena a Händel por las mañanas. Que al atardecer y en la noche esa música se torna en sencillos y vibrantes doce compases que me susurran un blues.

Otras músicas te sacuden el ánimo cuando caminas, mientras en tus oídos suenan canciones como la brutalmente romántica  “You & Me” de la Dave Matthews Band o el texto desagarrado de Faith No More en su versión de “Easy”.

Tal vez hubo una canción que nunca te sonó dentro, que nunca oíste…como a ella, a la que no miraste ni tampoco pudiste escuchar.

Texto y fotografía de Alfonso Trulls para su columna Impresiones de un foráneo 

Publicado: 5 de Mayo de 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Mitos de Nochevieja en Las Hurdes

Por Nochevieja, cuentan en la comarca de Las Hurdes que sale de…

Cáparra centra el Lunes Investiga de junio en Plasencia

El pasado y futuro de Cáparra centra el Lunes Investiga de Plasencia,…

Saborea Badajoz busca la mejor tapa de barrio en barrio

De tapas por el barrio es el nuevo concurso de Saborea Badajoz…

Músicas del mundo en los conciertos de Pedrilla de Cáceres

Los jardines del Museo Casa Pedrilla de Cáceres acogen del 12 de…