Plétora de Lourdes Blanco en planVE

La maestría de la artesanía popular

La artesanía popular del norte de Extremadura está cargada de personalidad y tradición que su vez conjugan con la utilidad y el estilo de los objetos. Antaño estas labores pasaban de generación en generación siguiendo una técnica artesanal alejada de tecnologías modernas. Con el paso del tiempo y las necesidades marcadas por la sociedad actual muchos de estos trabajos se han ido perdiendo y otros han conseguido sobrevivir conservando parte de nuestra identidad extremeña.

La característica principal de todos los trabajos artesanos de la comunidad es la gran calidad de sus productos que les ha concedido prestigio y fama a nivel nacional.

Este artículo está dedicado a la artesanía de la madera muy presente en el norte de la región, donde los materiales que ofrece la tierra son propensos para la fabricación de instrumentos, como la matraca de Semana Santa o los tambores de las Jarramplas. En Ahigal, Loreto Galindo continúa con esta tradición que aprendió por pura pasión. Entre sus producciones destacan los tambores y las flautas que vende en toda Extremadura y sobre todo en el País Vasco.

Pero sin lugar a dudas, una de las manifestaciones con más solera se concentra en la comarca de Las Hurdes, se trata de la artesanía pastoril. Durante las largas jornadas de trabajo los pastores trashumantes extremeños fabricaban pequeños utensilios como cucharas, platos o morteros con una simple navaja. Los materiales que se empleaban eran la raíz de brezo, presente en esta comarca, y el corcho. En la alquería de El Gasco,  Aurelio Aceituna expone sus curiosas cachimbas y pipas que sigue fabricando.

artesanía de madera 2

De procedencia árabe y también asociado al mundo pastoril, era importante en la comarca del Jerte la producción del rabel para cuya elaboración se empleaba madera de higuera.

Otra manifestación importante dentro de la artesanía pastoril era la construcción de tajos (bancos de madera y de corcho) que servían de asientos en las antiguas cocinas. Eugenio Batuecas, natural y residente en Ahigal, crea en su taller un amplio repertorio de tajos.

Los mejores escaparates de estas manifestaciones populares son las ferias de muestra donde los artesanos exponen sus producciones. Dos de los encuentros más importantes tienen lugar en el norte de la Región, se trata del Jueves Turístico en Coria y el Martes Mayor en Plasencia, ambos en agosto.  Cabe señalar el Museo Etnográfico de Plasencia dedicado a la cultura popular de los extremeños, su artesanía y sus utensilios tradicionales.

Pero la destreza de los artesanos y carpinteros extremeños habla por sí sola, pues imponentes son los artesonados y retablos de las iglesias, las puertas de los palacios o las históricas plazas porticadas cuyos autores anónimos nos han cedido un importante patrimonio.

artesanía de madera

Publicado: 6 de mayo de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.