Ángel Guzmán: «No represento a transexuales, sino a personas»

La Sala Vaquero Poblador de la Diputación de Badajoz acoge hasta el día 22 de mayo la exposición “I Want to be a Butterfly” en el marco de la VI Edición de L@sPalom@s. A través de nueve retratos que, a medio camino entre la fotografía documental y la escenificada, nos introducen en estampas de la vida cotidiana de personas transexuales y transgénero, el granadino Ángel Guzmán consigue que conectemos con los sentimientos de sus protagonistas, pues nadie está libre de sentir soledad, abandono, decepción o incertidumbre a lo largo de su vida.

¿Qué nos podemos encontrar en esta exposición que vuelve a Badajoz tras su paso por el FanCineGay?

Ha sido un placer poder regresar a esta tierra que me trata tan bien con su hospitalidad. El tema de la exposición es la transexualidad, cuyos protagonistas a lo largo de 10 fotografías nos cuentan distintas facetas de sus vidas. Pero me gusta dejar claro que no represento a transexuales; represento a personas; represento situaciones determinantes en la vida; represento sentimientos.

Hay un texto al comienzo de la exposición que resume bien lo que la gente puede encontrarse en “I want to be a Butterfly”: “El desasosiego provocado por la ausencia del amor durante toda una vida. El placer que acontece tras yacer con la persona amada. La curiosidad ante el descubrimiento de la propia identidad. El dolor que produce la incomprensión no sólo de una sociedad, sino también de la propia familia. El amor por un ser querido. La desesperación de mirarse al espejo y no reconocerse. La alegría que colma el interior de uno mismo al conseguirlo tras un camino lleno de desavenencias y luchas tanto físicas como mentales”.

Ángel Guzmán

¿Cómo llegaste a las diferentes personas que protagonizan las fotografías? Entre ellos, además, hay un extremeño.

Cuando comencé con el proyecto “I Want to be a Butterfly”, necesitaba contactar con un grupo de personas Trans que estuvieran dispuestas a contar públicamente diferentes aspectos de sus vidas. Uno de los primeros en darme su apoyo y confiar en el proyecto fue Iván, el cual me fue dando contactos. Las redes sociales han sido muy importantes a la hora de contactar con las personas protagonistas y a modo de cadena, unos/as me ponían en contacto con otros/as y así llegue a contactar con Aarón, al que tengo que agradecer el haber confiado en mí y el viajar hasta Granada desde Extremadura para realizar la sesión fotográfica.

¿Qué has aprendido en el proceso de construcción de “I want to be a Butterfly”?

Ha sido todo un año de trabajo desde que surge la idea hasta que la exposición se instaló completa por primera vez en Badajoz en el marco de la pasada edición de FANCINEGAY  2015, el Festival de Cine Gay y Lésbico de Extremadura. En este tiempo mi tipo de fotografía ha ido evolucionando conforme estas personas han ido formando parte de mi vida, personas que han sido capaces de despertar en mí algo tan importante como es el contar historias, contar sus historias. Vidas dignas de ser contadas, que cuando se juntan con una ambientación cuidada, una especial atención en la iluminación, una esmerada elección de vestuario, maquillaje, peluquería…., hacen que el resultado sea hacer que el personaje se convierta en el protagonista de su propia historia.

Los temas tratados son situaciones determinantes en la vida vistos desde una perspectiva muy íntima y personal: el amor, la soledad, la lucha, la familia, los miedos, ilusiones…. Todos tenemos una experiencia en la vida que marca nuestro camino. Y de esas experiencias surgen fotografías cargadas de sentimientos. Sentimientos a partir de situaciones en las que todos nos podríamos encontrar.

Llama la atención, además, el formato en el que está montada la exposición.

Este tipo de fotografía, con un estilo que recuerda a lo cinematográfico, se caracteriza por la importancia de los detalles. Por eso vi necesario que las impresiones fuesen a un tamaño grande. Cada fotografía va montada sobre una base rígida de Dibón y colocada en la pared con un sistema de raíles de aluminio que hacen que las obras queden separadas de la pared y den la sensación de estar al aire. A cada fotografía le acompaña un texto escrito por cada uno/a de los/as protagonistas contando en primera persona su propia historia de vida.

Ángel Guzmán

Ángel Guzmán

¿En qué proyectos está metido ahora Ángel Guzmán?

En este momento estoy con la promoción y difusión de “I want to be a Butterfly”, la cual ha podido verse en el Ateneo de Málaga, en la sala de exposiciones del Ayuntamiento de Antequera, en la Escuela de Salud Pública de Granada y actualmente en la Sala de exposiciones  de la Diputación Provincial de Badajoz. Mi objetivo es seguir dándole la máxima difusión posible para aportar mi granito de arena desde el mundo del arte a la lucha y visibilidad  del colectivo transexual.

Otras actividades previas en Palomos 2016: teatro musical, Rozalén y cultura

  • Miércoles 18 de mayo: “90 días, el musical” en el Teatro López de Ayala a las 21 horas.
  • Jueves 19 de mayo: Estreno en Extremadura de (Paul Weitz, EE.UU., 2015) en el COC a las 18:00 horas y Concierto de Rozalén en el Teatro López de Ayala a las 21 horas.
  • Viernes 20 de mayo: “La metamorfosis y el algodón” en el COC (Centro de Ocio Contemporáneo) a las 22 horas.

Publicado en mayo de 2016

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.