Monasterio de Yuste, el retiro de Carlos V

Cambió la historia del Monasterio de San Jerónimo de Yuste y de toda la comarca de La Vera el momento en que el Emperador Carlos V decidió pasar sus últimos días en ese lugar.

Apenas vivió allí poco más de año y medio pero este hecho dio origen a importantes cambios que, sin embargo, no han alterado el esplendor de la naturaleza que comparte protagonismo con las casas y palacetes que dejaron sus moradores.

El monasterio situado entre Cuacos y Garganta la Olla forma parte del Patrimonio Nacional, en sus estancias vivió el emperador y las más de 60 personas que lo acompañaban y allí murió el 21 de septiembre de 1558.

El Monasterio de Yuste fue fundado a principios del siglo XV gracias al patrocinio del Infante Don Fernando, hermano de Enrique III. Discreto en su arquitectura fue  centro de atención gracias a la elección del emperador como lugar de retiro. En el recorrido de este monasterio puede verse la habitación del monarca con vistas al altar de la iglesia, debajo del fue sepultado después de su muerte y antes del que Felipe II trasladase su cuerpo a El Escorial. Desde las habitaciones de Carlos V puede verse el huerto del monasterio y el bonito estanque que servía para la recreación del emperador y sus allegados. El monasterio tiene dos claustros, uno gótico y otro renacentista, este último construido en las mismas fechas que la iglesia, entre 1508-1525.

Recomendación: Asómate a La Vera desde el monasterio. No dejes de admirar sus jardines.

Un lugar de obligada visita al igual que todas las zonas aledañas, como el mirador de la Serrana, en la carretera que une el Monasterio de Yuste con Garganta la Olla.

 Estos son los horarios del monasterio

De octubre a marzo:

Laborables, domingos y festivos       10:00   18:00

De abril a septiembre:

Laborables, domingos y festivos       10:00   20:00

Los lunes permanece cerrado

Consultar los precios de las entradas aquí

Distancias

Desde Plasencia, 43 kilómetros

Desde Navalmoral de la Mata, 43 kilómetros

Desde Jaraiz, 8 kilómetros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *