Plétora de Lourdes Blanco en planVE

Turismo termal, de calidad y tradición en el norte de Extremadura

El turismo termal es una opción al clásico turismo costero y teniendo en cuenta que nuestra Comunidad es rica en agua dulce supone una perfecta alternativa. Extremadura cuenta con ocho villas termales repartidas por toda su geografía cuya Vía la Plata es el eje que nos permite un recorrido por todas ellas. Todos los balnearios tienen en común que sus aguas fueron declaradas de utilidad pública a principios de 1900, cuentan con un elevado valor patrimonial y la gestión del establecimiento es familiar ya que se pasa de generación en generación. Pero cada uno de ellos es único y las propiedades de sus aguas serán las que permitan al visitante decantarse por uno u otro.

De esta forma, en el norte de la región destaca el Balneario El Salugral, Balneario de El Valle del Jerte y el más antiguo, el Balneario de Baños de Montemayor.

En pleno corazón de la comarca del Jerte, ubicado en el término municipal de Valdestillas, se sitúa el Balneario de El Valle del Jerte. Sus ricas aguas con alto contenido en azufre están indicadas para fines terapéuticos y según cuentan los escritos históricos ya los reyes godos supieron disfrutar de este manantial que bautizaron como Villa Gérticos. Actualmente este balneario cuenta con unas modernas instalaciones y eficaces salas relajantes donde impera la tranquilidad. La villa se encuentra abierta durante todo el año.

PLANVE BAÑOS montemayor

El Valle del Ambroz cuenta con dos de los balnearios de mayor reputación de la  Comunidad. Enclavado en una finca de 75.000m2 en el término de Hervás, el Balneario El Salugral Termal Resort se camufla en una idílica naturaleza donde el bienestar y la calma se unen en unas recientes instalaciones cuyas aguas, declaradas de utilidad pública en 1889, están indicadas para enfermedades reumatológicas y afecciones del aparato respiratorio. Las aguas mineromedicinales surgen del manantial del antiguo balneario que hoy es un auténtico complejo hotelero donde se practican técnicas como mesotarapía facial y corporal, parafango y baños de vapor entre otros. Las instalaciones se abrirán a partir de marzo.

Por último, cerca de tierras castellanas, el Balneario de Baños de Montemayor es una parada obligatoria para el visitante ya que es uno de los más antiguos y tradicionales de la península ibérica. Considerado la joya del termalismo, el balneario tiene orígenes romanos, pues aún se conserva una de las bóvedas originales de la villa romana además de numerosas piezas encontradas en las termas que se exponen en el museo que alberga el complejo. Las diferentes civilizaciones han sabido aprovechar las propiedades del manantial, de cuyas aguas sulfurosas ya gozaban los romanos en el siglo II a.C.

Hoy, el Balneario de Montemayor está formado por dos edificios (uno enfrente de otro) que amparan diferentes tratamientos termales, respiratorios, fisioterapéuticos, circuitos termolúdicos, varias piscinas climatizadas y diversos tratamientos de belleza. Las instalaciones, que permanecerán cerradas hasta marzo, están enclavadas en el pueblo de la artesanía del mimbre donde la Vía de la Plata vuelve a ser una de las protagonistas.

La oferta termal del norte de nuestra región es amplia y de calidad. Un turismo diferente donde se funde la salud y el bienestar con el patrimonio y la tradición de todas aquellas civilizaciones que formaron Extremadura.

Publicado: 12 de enero de 2016

Disfruta del turismo termal y alójate en Las Cañadas