Nuñomoral inicia sus fiestas de San Blas

Nuño Moral (así debería escribirse), como Martín Andrán, Pedro Muñoz (el “Pero Munnio” de los legajos altomedievales) o Martín Hebrón (despoblado bajo el reculaje del embalse de Gabriel y Galán), todos ellos dentro de la comarca de Las Hurdes, deben sus nombres, sin lugar a dudas, a personajes de cierta alcurnia dentro de los repobladores astur-leoneses (incluso algunos gallegos) que llegaron a la comarca en los siglos XII y XIII.  Ello no quiere decir que el territorio jurdano estuviese despoblado.  Sobre un sustrato anterior se apiló el estrato repoblador.  En Nuñomoral, en una casa de un tal Alejo, dentro del llamado “Barriu de Abaju”, apareció, insculpida en pizarra, una interesante ara funeraria, con caracteres latinos, donde se cita a la población vetona de Lancia Oppidana, aún hoy sin precisar su localización.

Ara funeraria romana encontrada en el "Barriu d,Abaju" de Nuñomoral (Foto: GONZÁLEZ)

Ara funeraria romana encontrada en el “Barriu d,Abaju” de Nuñomoral (Foto: GONZÁLEZ)

Pues nuestros amigos “garrapátah”, que así son motejados cariñosamente los vecinos de Nuñomoral, ya dieron hoy el pistoletazo de salida a sus fiestas patronales, en honor de San Blas.  Campeonato de Fifa en la carpa, disfraces precarnavaleros que recorrerán todo el pueblo y discoteca móvil “David” llenarán esta jornada.  El sábado, día 30, se abrirá con pasacalles charangueros por calles y plazuelas a eso del mediodía.  Por la tarde, juegos tradicionales de pasados tiempos para jóvenes y adultos.  No faltará el campeonato de mus den el bar “Tania”.  Iniciadas las horas nocturnas, la plaza mayor será el escenario para diversiones musicales: en concierto “DECAI”, espectáculo “Bataca” y actuación de la orquesta “Pensilvania”.

El último domingo del mes de enero se despertará con el pasacalles tamborilero, desgranando los sones de la “arborá” con la gaita y el tamboril Óscar Duarte Canuto, que también acompañará a todos los que quieran, a la hora de los vinos, por los bares de Nuñomoral.

Bailando la danza del "Cordón" el día de San Blas (Foto: M.C. Azabal)

Bailando la danza del “Cordón” el día de San Blas (Foto: M.C. Azabal)

También tendrá lugar en esta mañana un concurso de dulces tradicionales.  Después de comer, tiro al plato en la chopera de El Rubiaco.  Sobre las 17,00 horas, atracciones para niños.  Al caer las sombras de la noche, actuación del “Trío Evanix”.  En lo que concierne al lunes, día 1 y festividad de Santa Brígida, se proyectará la película “Tierra sin alma”, actuando posteriormente el cantante Juan Ramón Fuentes.  Al día siguiente, efeméride de Las Candelas, a las 16,00 horas, gran “Paintball” en “Los Invernaderos”, organizado por “Tras la huella hurdana”.  A los más pequeños se les entretendrá con otras proyecciones peliculeras.  Se celebrará el campeonato de futbolín y, por la noche, actuará “Tito”, polifacético artista del concejo.

Salida del santo e inicio de la procesión (Foto: "JURDANU")

Salida del santo e inicio de la procesión (Foto: “JURDANU”)

El miércoles, día 3, se celebra por todo lo alto a San Blas.  A las doce de la mañana, repica floreado de campanas y solemnes misa y procesión.  Las danzarinas, dirigidas por el tamborilero y presididas por el “Ramu de San Brá”, irán ejecutando la danza del “Ramu” en todo el recorrido procesional.  Luego, en la plaza, echarán otros bailes heredados de sus antepasados.  Desde tiempo inmemorial, las danzas de “paléuh” (paloteados) de Nuñomoral, celebradas a lo largo de la festividad de San Blas y “San Brasinu” (día 4 de febrero), tuvieron mucho eco en todo el territorio jurdano y pueblos meridionales de Salamanca.  Acabados los actos religiosos, el Ayuntamiento ofrecerá bebidas y pinchos a todos los asistentes, comenzando a sonar los acordes de la charanga.  Finalmente, al caer la tarde, Cáritas organizará una gran chocolatada con churros, a fin de recaudar fondos para sus fines sociales.

Alumnos del Hogar-Escolar de Nuñomora bailando "El Ramu" dentro la iglesia parroquial de Nuñomoral, con "El Graciosu" a la cabeza, años 80 (Foto:  José María Domínguez Moreno)

Alumnos del Hogar-Escolar de Nuñomora bailando “El Ramu” dentro la iglesia parroquial de Nuñomoral, con “El Graciosu” a la cabeza, años 80 (Foto: José María Domínguez Moreno)

A estas fiestas de San Blas, que desde antaño constituyeron una colorista manifestación etnográfica a lo largo y ancho de los once pueblos que componen el concejo, se le dieron un gran impulso en los años 80 del pasado siglo, cuando los alumnos del Hogar-Escolar de Nuñomoral rescataron las antiguas danzas, el “Ramu” de tejo como símbolo ritual y volvieron a recorrer las antevísperas de la fiesta las alquerías del concejo, bailando sus danzas de “paléuh”, a la vez que potenciaban la mortecina fiesta de “San Brasinu”.  Actualmente, la asociación “Lah Garrapátah” es la que mueve el tango para llevarlas a buen puerto, teniendo el firme compromiso de sacar de las cenizas otros aspectos etnomusicológicos que decayeron años atrás.

Miembros de la asociación "Lah Garrapátah" (Foto:  "JURDANU")

Miembros de la asociación “Lah Garrapátah” (Foto: “JURDANU”)

Publicado: 29 de enero de 2016