Un hotel con vistas

El Hotel Ciudad del Jerte es acogedor y ofrece un trato profesional además de unas vistas extraordinarias. Pero con todo, lo que le hace único es su ubicación estratégica entre Plasencia y el Valle del Jerte con un mirador excepcional a la ciudad de la que la separan solo cuatro kilómetros. Un paseo en coche por la N-110 que se puede convertir también en una ruta en bicicleta o una caminata agradable a la orilla del río, que puede llegar incluso a recorrer las curvas de la presa del Jerte a través del camino que la dirección del hotel ha acondicionado como conexión en el paseo fluvial desde Plasencia.

Un alto en el camino, sea como fuere, en el Hotel Ciudad del Jerte es siempre un valor de cuatro estrellas. También en el verano con la piscina y la brasería para disfrutar de las noches de calor a orillas del río, que en el otoño e invierno se vuelven acogedoras viendo llover desde los grandes ventanales de un hotel que es todo un referente en Plasencia donde muchas parejas, además, se han dado el sí quiero y muchos han cerrado el negocio de su vida.

El restaurante, con terrazas panorámicas, ofrece la mejor gastronomía y vinos de la zona mientras que dispone de hasta siete salones de amplia capacidad para grandes reuniones, bodas, congresos o convenciones, que invitan a disfrutar de una estancia confortable en sus 52 habitaciones luminosas donde las haya, modernas y cómodas. Un lugar estratégico para visitar el norte de Extremadura. Si lo desean, pueden reservar a través de la propia web del Hotel Ciudad del Jerte.