Sergio García

Entrevista a Rosa López Casero

Rosa López Casero, es de Torrejoncillo (Cáceres), aunque reside en Coria. Licenciada en Psicología. Tiene estudios de Filología, Historia, Sociología, Magisterio y Pedagogía, y es diplomada en Inglés por la escuela oficial de idiomas de Madrid. Es una entusiasta de la escritura, por eso tiene este extenso currículum: Desde 1985 colabora con la Editorial Everest, con la que ha publicado más de cien libros de texto para Educación Infantil y Primaria y ha coordinado diversos proyectos educativos. Ha impartido cursos y seminarios organizados por varios CPRs. Ha sido directora del Equipo psicopedagógico de Coria. Miembro de diferentes jurados literarios. Es colaboradora de El Periódico Extremadura y otros medios. Ha impartido cursos, conferencias y participado en diferentes clubes de lectura. En la actualidad cuenta con más de quince premios literarios.

Es autora de los libros, La pasión de Balboa (Roca Ediciones, 2013), Orellana, De Truxillo al Amazonas, (Editora Regional Extremeña 2014), La nueva Caperucita (Microrelatos),  Coria 1860-1960( Ensayo), Museo de la Cárcel Real de Coria, y su última novela, La travesía de los sueños, (V Premio Internacional de novela Alcorcón siglo XXI 2014 y Beca a la Creación Literaria de la Junta de Extremadura 2011). Es una novela histórica de 282 páginas, ambientada en el siglo XVI y que, junto con La pasión de Balboa y Orellana: de Truxillo al Amazonas, forman una trilogía sobre distintos aspectos del descubrimiento y la conquista de América y el papel que desempeñaron los extremeños en la misma. Es precisamente en su última novela, en la que basaremos la mayor parte de la entrevista.

¿Qué te movió  a elegir los personajes y sobre qué escribirías?

Vi una película extranjera en la que ensalzaban a sus héroes nacionales. Y pensé cómo cada país escribe, hace películas y canciones sobre algo suyo. Y yo, como entusiasta de la novela histórica pensé que valdría la pena escribir sobre lo nuestro: La contribución de los extremeños al descubrimiento, exploración y conquista del Nuevo Mundo.

Los personajes elegidos serían los audaces extremeños que realizaron grandes gestas en tierras americanas y contribuyeron a engrandecer el imperio español.

¿Por qué una novela sobre conquistadores?

Afortunadamente, en España tenemos una cantera inagotable de personajes importantísimos en diferentes ámbitos, y héroes que bien merecen ser protagonistas de una novela por sus valores y por su aportación a la Historia. Y quería dar a conocer a Extremadura, a España y al mundo, sus hazañas. Son personajes interesantes desde el punto de vista literario. Y mi objetivo: que se conozca el legado que han dejado a España y al mundo. En el caso de la novela La travesía de los sueños, mis personajes son héroes anónimos que contribuyeron con su trabajo ─y muchos con sus vidas─ al descubrimiento, exploración y conquista americana. Es, además, una oportunidad de conocer diferentes países, su flora y su fauna, la cultura y tradiciones de los primeros indios americanos.

La travesía de los sueños, además de ser una novela de aventuras, es también la radiografía de la sociedad del siglo XVI, con el gran poder del reino y de la iglesia, a través de la Inquisición.

¿Por qué la mujer en tus novelas históricas, a pesar de la época, tienen un papel relevante, de personajes valientes, de verdaderas heroínas?

En el descubrimiento y conquista del Nuevo Mundo, la mujer ha desempeñado un papel importante desde Anayansi, Inés Suárez, Catalina de Erauso, La Malinche, Sor Juana Inés de la Cruz, Isabel Barreto, Mencía de Calderón… Estas mujeres y muchas más, jugaron un papel fundamental en la conquista de América y, sin embargo, quedaron relegadas y olvidadas a la falta de reconocimiento de la mujer en aquellos tiempos. La figura femenina del siglo XVI ha sido víctima de las costumbre y leyes de su época, sin embargo, en mi novela de La travesía de los sueños se presentan como personajes valientes, que no aceptan ser simples objetos sino que son seres que piensan y toman sus propias decisiones.

Describes, muy bien, por cierto, numerosos personajes masculinos y femeninos, ¿te inspiras en alguien?

Sí, claro. En personajes que conozco, de mi alrededor, o, si no encuentro uno que dé el perfil que busco, me fijo en actores y actrices o en gente famosa. Y sobre esa imagen recreo el personaje. Hay una anécdota muy curiosa. El otro día, un amigo nuestro me dijo: “Estoy deseando acabar de leer el libro para ver si me encuentro entre alguno de los personajes”   

Describes la Sevilla del siglo XVI, La Gomera, el Caribe, ¿te ha costado mucho documentarte?

En una novela histórica es necesario documentarse bien. He realizado un concienzudo trabajo e investigación en diferentes archivos nacionales y regionales, visitas a museos como el Naval, entre otros, y en todos aquellos sitios en los que he podido documentarme y obtener información para esta novela que, por tanto tiene un gran rigor histórico.

Además, leyendo las crónicas de Fernández de Oviedo, Fray Bartolomé de las Casas, López de Gomara, Francisco de Xerez, Pedro de Anglería, Pedro Pizarro y bibliografía sobre barcos, el Caribe…

rosa lópez caseroLeyendo tu novela, nos damos cuenta de que no todos los personajes son de carne y hueso e incluso, alguno, aunque lo sea, no es humano. Háblanos de esos otros personajes muy importantes también en tu novela, como son el barco y los perros mata indios.

El barco es un personaje más, es casi el protagonista. Conoceremos cómo es la vida en el barco, los espacios, las rutinas, qué se come dónde se duerme, qué se hace durante el día… Las rutinas en el barco son absolutamente reales, tomado de los cronistas, leyendo sobre viajes en el siglo XVI, viendo documentales y películas. Conviviendo en un espacio tan reducido da lugar a que emerjan rencillas, envidias, las más bajas pasiones y también sentimientos solidarios.   

Otros personajes no humanos en la novela son los perros mata-indios que desempeñaron un papel importante en la conquista. Eran una mezcla de mastín y dogo entrenados para atacar.

No sólo te limitas a narrar unos hechos sino que dejas patentes en tu novela una serie de valores…

Por ejemplo: la igualdad hombre-mujer en cuanto a discurrir cómo salir de una situación, el reparto de trabajos, la solidaridad, la no discriminación a personas “diferentes”.

No pretendo que tenga una moraleja ni mucho menos pero sí hacer que los personajes cambien para mejor (no todos) debido a las circunstancias.

¿Cómo te organizas para escribir, sigues algún método o rutina?

A veces escribo a mano y luego lo paso al ordenador. Otras, lo escribo directamente. En cuanto a rutinas, siempre escribo en el mismo sitio y a las mismas horas, cuando me es posible.

¿En qué nuevos proyectos estás trabajando ahora?

Tengo otra novela histórica terminada sobre un  personaje famoso y tanto en esta como en la que estoy escribiendo mis personajes no son ni extremeños ni conquistadores.

Publicado: 6 de julio de 2015