Tornavacas reaviva su pasado cada puente de mayo

Cada puente de mayo Tornavacas se transporta al siglo X. Los vecinos de esta localidad del Valle del Jerte,se convierten en actores y atrezzo, para escenificar la leyenda que dio nombre al pueblo y que desde siempre ha formado parte del imaginario popular.

Ya tornan las vacas planVE“¡Tornar las vacas!”, ordenó victorioso el rey leonés Ramiro II, al terminar una contienda contra los sarracenos que, capitaneados por Abderramán III, intentaban comerles terreno desde la frontera con Ávila. Eran tiempos de Reconquista y la imaginación de los cristianos, fue suficiente para derrotar a un ejército superior y mejor organizado que el suyo propio.

Lo que se les ocurrió fue colocar teas encendidas en los cuernos de las vacas de los lugareños y dirigirlas hacia la Vega del Escobar, el paraje en el que se encontraban las tropas musulmanas. Aquella estampida de luz en mitad de la  noche y el tremendo ruido que los vecinos se encargaron de hacer, les obligaron a huir despavoridos Valle abajo, creyendo que eran refuerzos de unos contrincantes a los que ni siquiera se plantearon hacer frente.

TORNAVACAS“¡Tornar las vacas”!, fue el real grito de victoria, el que puso nombre a una Tornavacas que da la bienvenida al mes de mayo con una recreación de esta leyenda, convertida en proyecto teatral de la mano de Germán Mira de Cabo. Bajo su batuta, una treintena de vecinos se convierten cada Primero de Mayo en aguadores, sacerdotes, moros, cristianos y populacho de todas las edades. Durante poco más de  una hora, recuperan aquella historia en distintos escenarios del pueblo, acompañados por otros tornavaqueños ataviados para la ocasión e incluso por visitantes, a los que se anima a contribuir a la ambientación, vistiendo ropas austeras o portando antorchas y cencerros.

Todo empieza en torno a las diez de la noche en la Fuente del Pilón, desde donde se sigue hacia La Calzadilla, la Plaza de la Iglesia, el Corralón y la Fuente de los Mártires. Las luces de ese itinerario se apagan  para que empiece la función en un mágico escenario al aire libre.

Antes de la representación, hay mercado medieval y después, fin de fiesta en la Plaza Nueva, con una gran hoguera, fuegos artificiales, música y ponche para todos los asistentes.

Tornavacas

El Día del Fuego

La representación de ‘Ya Tornan’ es el plato fuerte de la Semana de la Montaña de Tornavacas, pero no el único. Al día siguiente, el 2 de mayo al atardecer, se celebra el Día del Fuego, una especie de ceremonia de purificación en la que se revive la idea de deshacerse de lo viejo y lo malo para dar paso a lo nuevo y lo bueno, según cuenta el historiador y cronista de la localidad, Juan Pedro Recio.

tornavacasEse día, en cada barrio de Tornavacas, los vecinos encienden gigantes hogueras y en torno a ellas comen, beben y ríen, celebrando una velada de fiesta en la que también tienen cabida los visitantes.

Hasta un millar de visitantes se dan cita cada Puente de Mayo en todas estas actividades, a las que pone el colofón la romería del día 3 en el paraje de la Cruz de Santa Bárbara.

El Puente de Mayo en Tornavacas es todo un ejemplo del interés de un pueblo por mantener viva la tradición más ancestral y enmarcarla en un paisaje de naturaleza desbordante. Por eso este programa se inscribe en la Semana de Montaña que organiza el Grupo de Senderismo de la localidad, empeñado por recuperar en pleno siglo XXI el legado de quienes habitaron el Valle del Jerte hace tiempo, mucho tiempo atrás.

Fecha: Puente de Mayo

Lugar: Tornavacas, Valle del Jerte, Norte de Extremadura

 

Publicado: 28 abril 2015

Fotografías cedidas por  Germán Mira de Cabo

Tornavacas revives the past on May’s long-weekend