Sergio García

Jorge Ávila Martín, el autor de Tambores de pareja

Hoy, desde PlanVe Extremadura, entrevistamos a un placentino que recientemente ha publicado su primera novela, Tambores de pareja, una obra donde se narra los avatares de un triángulo amoroso, pasando por el triple ángulo de los personajes, procurando que sean la intriga y la sorpresa las que vehiculen la trama, y que está arrasando en las librerías. Hablamos de Jorge Ávila Martín,  un psicólogo  que “domina” el mundo de las emociones, eso se refleja en su obra que incluso tiene un valor pedagógico. Sorprende en su primer libro el manejo del lenguaje, nos encontramos ante un novelista de gran agilidad, un comunicador experimentado y eso se nota en su prosa, tiene el olfato de los grandes narradores. Tambores de pareja, es una novela autoeditada, ya que Jorge Ávila Martín valora la libertad de movimiento en su arte y no está dispuesto a “venderse” a intereses comerciales.  Entiende la literatura como una herramienta para  desarrollar la creatividad,  cree que es inherente al ser humano, “aunque por circunstancias sociales a veces lo tengamos dormido, pero en este desarrollo del potencial creativo, la persona halla un gran sentido de sí mismo en relación a la vida,” nos cuenta Jorge Ávila Martín. Desde planVE Extremadura le auguramos un futuro lleno de éxitos, pues si con su primera novela ha conseguido cautivarnos, nos preguntamos, ¿qué será capaz de hacer cuando el bagaje de la experiencia entre a formar parte de su obra? Pronto lo sabremos…

Jorge Ávila- Iván Sánchez

Jorge Ävila Martín firmando Tambores de pareja

¿Quién es Jorge Ávila?

Difícil me lo pones… debiera escribir un libro para escarbar luego qué hay de mí en esa autobiografía, cosa que no tengo pensado hacer.

¿Qué buscas cuando escribes?

Muchas cosas: intentar que la vida no me coja siempre aburrido puede ser de las principales. Otras más formales son intentar hacer arte con el lenguaje, literatura, que no es poco, transformar lo percibido en lo sentido, contar cosas con una impronta propia y bajo el empleo de unas técnicas.

¿Por qué autoedición?

Aparte de que no me apetecía “marear la perdiz” una vez terminada la novela, me refiero a peregrinar con ella en las editoriales ni en concursos, porque estoy en una etapa de mi vida donde valoro mucho la autonomía, y qué mejor terreno para practicar que con una obra artística propia. No me arrepiento, de momento.

¿Qué sentiste cuando tuviste tu primer libro entre las manos?

Sentí que tenía más vida propia la obra.

¿Cómo te organizas para escribir, tienes alguna rutina o metodología?

Soy más bien desorganizado, tengo poco tiempo por cuestiones laborales, y trato de escribir en cualquier rato que no estoy cansado, normalmente esto ocurre las mañanas de los fines de semana.

Me ha dicho un “pajarito” que ya tienes escritos otros dos libros más…

Ja ja, no exactamente, sólo uno más acabado, es una novela de suspense que publicaré en breve, se llama El libro sin dueño.

Observo en Tambores de pareja un profundo conocimiento de los sentimientos, ¿cuánto hay del Jorge psicólogo en la novela?

Creo que hay mucho, la psicología es un prisma por donde pasan de una forma u otra todos mis textos.

¿Practicas algún otro género literario a parte de la novela?

Sí, estoy escribiendo un libro de cuentos y otro de prosa poética, disfruto poniéndome a prueba con el oficio de escritor.

¿Qué hay en la prosa de Jorge Ávila?

La pregunta me resulta bonita a la vez que extensa de responder, como me ha pasado con alguna de las anteriores, pero me gustaría que hubiese frescura de ideas y de forma para salir en lo que pueda de los tópicos, procuro enfoques un tanto novedosos, tensión y sorpresa como aliados tanto en contenido como en forma, muy pretenciosa luce mi respuesta, pero no se trata de mentirte, y son esos los ingredientes que me exijo, me motivan y, sin perseguirlos, no escribiría.

Sé qué también tocas algún instrumento musical, háblanos un poco de tu afición a la música.

¡Ah! Qué malo es esto de colgar fotos en Facebook, ja ja. Pues la música me encanta desde siempre, vehículo portentoso de emociones, he tenido la suerte de criarme entre músicos; por ejemplo, mi hermano es guitarrista profesional, mi padre baterista, y me regaló una impagable colección de vinilos de bandas legendarias de rock, ya te haces una idea, aunque lo que más me gusta es el jazz. Yo solo toco un poquito el saxofón tenor, un hobby de lo más placentero, pero sin duda la escritura copa mis horas libres.

¿En qué proyectos estás trabajando ahora?

Escribo un libro de cuentos y relatos, otro de prosa poética y tengo una novela recién empezada y estancada. Llevo los tres a la vez porque las temáticas no se me solapan en la cabeza.

Publicado: 14 abril 2015