El otoño anuncia la berrea en Monfragüe y más…

El mes de septiembre nos anuncia ya pronto la berrea, todo un espectáculo que tiene su nombre propio en el Norte de Extremadura, Monfragüe. El Parque Nacional de Monfragüe es una visita obligada si quieres escuchar cómo braman los ciervos en celo para llamar la atención de las hembras. Naturaleza en estado puro. No hace falta ser un entendido en la materia para disfrutar de esta experiencia, pero sí conviene llevarse unos prismáticos aunque en Monfragüe incluso hay ocasiones en las que puedes ver desfilar a los ciervos delante de tus propios ojos.

Puedes ir en plan mochilero, por supuesto con los niños o en plan escapada rápida y aparcar el coche en la carretera, desde donde se divisan ejemplares. Pero también existen atractivas ofertas con guías profesionales provistos de equipamiento para observarlos desde puntos clave así como propuestas de alojamientos en sus alrededores.

Para el viajero que va por su cuenta, en Villareal de San Carlos puede pasar por el punto de información o dejarse llevar por el sonido de la berrea…Hay multitud de lugares donde apostarse para contemplar el espectáculo y cerca del pantano hay unos merenderos donde hacer un alto en el camino. La mejor hora para disfrutar de la berrea, eso sí, a primera de la mañana o al caer la tarde.

Aunque no sea época de berrea, Monfragüe siempre es un buen plan para avistar ciervos y hay quien hasta los da de comer con la mano. Aunque lo deseable es únicamente verlos corretear en su hábitat. Muy recomendable.

Aunque para escuchar la berrea, en Extremadura, hay infinidad de lugares. ¡Adelante!

Fotografía de cubierta, cortesía de Sara Casares

Publicado: septiembre 2014