La catedral se funde con la música

Resulta una cita ineludible. Son pocas las oportunidades en las que puede contemplarse la belleza de la Catedral de Plasencia en la complicidad de noche y aún menos las ocasiones en las que se acompaña con música esta visita nocturna para disfrute de los sentidos y del alma.

La excusa de La Noche Abierta de Plasencia hará que los organistas de la catedral no cesen de accionar con sus manos los teclados y registros del “órgano grande” de la Catedral, para que el aire salga por sus tubos produciendo así el milagro de la música que desde las 20:00 hasta las 00:00 ocurrirá bajo las bóvedas y nervaduras doradas que techan las naves de la seo placentina. Desde el pseudo-gregoriano de la Missa de Angelis hasta el barroquismo consumado de la Tocata y fuga en re menor BWV 565 de Johann Sebastian Bach transitarán las naves del templo por momentos de la mano de los organistas durante La Noche Abierta.

A las 23:00, las esculturas de una de las salas del museo catedralicio serán testigo, junto con los afortunados espectadores que allí se congreguen, de una suerte de repertorio del s. XVI a cargo del coro de cámara Ars Nova. La experta batuta de Félix Alberto García Hidalgo-Barquero dará en esta ocasión una vuelta de tuerca a la música tanto sacra como profana de la época del renacimiento haciendo una breve excursión del coralismo para acercarse al repertorio instrumental.

El Oh Magnum Mysterium de Tomás Luis de Victoria o el Oh BoneIesu de Palestrina convivirán esta noche con pasacalles y marchas de sacabuches y cornetas construidas al estilo del renacimiento. La parte profana del concierto se sustenta sobre piezas extraídas de cancioneros renacentistas tales como el  Cancionero de Palacio o el de Upsala.  Desfilarán por la velada obras de la fama de Ay triste que vengo o el Hoy comamos y bebamos de la maestría de Juan del Enzina así como piezas de Juan Vasquez y otros anónimos de la época.

La elección instrumental que la formación legado de Pepe Neria ha hecho para este evento es de lo más exquisita: Manuel Pascual Gómez a la corneta, Marta Serrano a las percusiones y el propio director del conjunto al sacabuche, completan la nómina de ministriles que se encargarán de crear un ambiente historicista en un enclave tan singular y de tan sustantiva  importancia para la ciudad como es la catedral.

Más sobre La Noche Abierta de Plasencia

Plasencia se abre a la cultura y a la noche