El folk se llama Plasencia

Cada año, lo confieso, espero con mayor impaciencia el cartel del Festival Internacional Folk Plasencia. Este año me ha hecho doble ilusión porque además de los conciertos de los enormes Kroke o 17 Hippies, referencias ambas bandas de la música klezmer y balcánica, tenemos propuestas como Amesmalúa, una banda que está haciendo muy bien las cosas, y también de los divertidísimos Toques do Caramulo, que recomiendo a los más bailones. Pero lo que más me gusta es ver que por fin dos de las propuestas más interesantes de Extremadura tienen ya cabida en Folk Plasencia, Enverea y Scath. Y lo digo porque además de buenos músicos, son buenos amigos y excelentes compañeros de andanzas artísticas.

Este festival es puro mimo al espectador

Por cosas de la vida, me ha tocado experimentar el Festival Folk Plasencia desde muchos ámbitos: como asistente, como música participante e incluso desde los medios de comunicación. Son muchas ediciones las vividas y aún tengo la placentera sensación de que este festival es puro mimo al espectador y también a las bandas.

En esta época de festivales multitudinarios que terminan muriendo de éxito o de festivales con pocas pretensiones que mueren de inanición, Folk Plasencia ha mantenido una línea honesta y respetuosa, tanto con el público como con el músico…y eso se agradece. Y es que cada vez que vuelvo me vuelve a sorprender la manera en la que Folk Plasencia consigue enganchar a todo tipo de público con acciones tan simples como eficaces.

planVE

planVE

Lo que más me ha gustado siempre sin duda es la disposición del espacio del público: la mitad del espacio está reservado para sillas, lo que garantiza la asistencia de público mayor, de padres con niños y de gente a la que le apetece escuchar con tranquilidad los conciertos. La otra mitad del espacio la ocupan los asistentes que prefieren disfrutar y bailar al más puro estilo festivalero… una opción brillante de la que tal vez podrían tomar nota otros festivales similares, porque supone la garantía de continuidad. Para los músicos es sorprendente y nos plantea un reto divertido… y si encima tienes un recinto precioso como es Torre Lucía en una tibia noche tamizada por el frescor del Valle del Jerte, el placer el máximo… Disfruten del folk este fin de semana en Plasencia…volverán.

Para saber más del festival:

Kroke abre y Kepa Junquera cierra el Festival Folk de Plasencia

Un lujo de Festival Folk el de Plasencia

Enverea, en casa