Augustóbriga sobre las aguas del embalse de Valdecañas

A la orilla del embalse de Valdecañas, en su lado extremeño, cerca de Bohonal de Ibor se alzan -delgados, altos, esbeltos- los restos de un templo que perteneció al municipio romano de Augustóbriga, sitio de paso obligado entre la Emérita Augusta (Mérida) y Caesarobriga (Talavera de la Reina).

Desde la época medieval Augustóbriga se llamó Talavera la Vieja, pero sus tierras quedaron inundadas a mediados del siglo XX con la construcción del embalse de Valdecañas. Sin embargo, los restos de este templo, Pórtico de Curia, fueron transportados desde su lugar original a un sitio más alto para salvarlos de la inundación. Por eso ahora contemplan altivos, desde la orilla, el agua mansa que cubre su antigua morada y que en tiempos de sequía asoma desde el fondo.

En la  carretera de Navalmoral de la Mata hacia Guadalupe, hay una parada obligada en el camino es este rincón donde se puede ver el pórtico y otros restos de la antigua Augustóbriga. Al lugar se le conoce como “Los Mármoles” aunque están hechos de granito. Esos que pacientes siguen elevándose al cielo.

Distancias

Desde Navalmoral de la Mata, 15 kilómetros

Desde Plasencia, 79 kilómetros