Yuste mejora la accesibilidad en su recorrido turístico

Una de las joyas, la principal a nivel de atractivo turístico e histórico de La Vera, es el Monasterio de Yuste y Palacio del Emperador Carlos V, dependiente hoy día de Patrimonio Nacional.

A nivel de nuestro país, no cabe duda que los lugares, palacios y monasterios o conventos, con cierta relevancia histórica, artística y cultural, denominados “sitios reales”, ya que a lo largo del tiempo han sido residencias oficiales de la Corona y altos mandatarios, permaneciendo hasta nuestros días casi inalterables y dependientes de Patrimonio Nacional, son auténticos joyeros culturales.

Y refiriéndonos a los palacios de manera concreta, por lo que incumbe a La Vera, hay que decir que éstos con su arquitectura y sus jardines, junto con las colecciones artísticas y dotaciones en su interior (algunos de ellos con piezas únicas), permiten el disfrute y enriquecimiento personal de los visitantes. Entre ellos cabe destacar el Palacio Real de Madrid, San Lorenzo del Escorial, El Pardo, Aranjuez, la Granja de San Ildefonso, la Casa de las Flores, el Palacio de Riofrío, el Palacio de la Almudena, los Reales Alcázares, y, desde hace poco tiempo, el Palacio del Emperador Carlos V, entre otros.

Todo esto viene a cuento de la reciente visita de la exquisita y sensible  Reina doña Sofía al Monasterio para comprobar in situ, e inaugurar el acondicionamiento  del trayecto turístico de las dependencias y otros espacios para personas con movilidad reducida, cuyo coste ha sido ha ascendido a 170.000 euros mediante un convenio entre Patrimonio y la Fundación ACS.

Las obras realizadas, en orden a buscar un equilibrio entre lo que es el monumento y la mejora de la accesibilidad, han consistido en la instalación de rampas en lo que se refieren primordialmente a la eliminación de escaleras en la entrada a los jardines, iglesia y palacio, además de incluir algunas zonas que anteriormente no eran visitables, mientras se estudian  actuaciones para otro tipo de discapacidades.

Es interesante la información de la visita que se puede encontrar en la página web de Patrimonio Nacional y resumimos en general: la entrada al recinto, como a la veintena de palacios y monasterios gestionados por Patrimonio Nacional, es gratuita para todas aquellas personas que se encuentran en situación de desempleo y lo acrediten. Esta medida se suma a los descuentos para jóvenes, estudiantes y jubilados y la gratuidad de la visita los miércoles y los jueves por la tarde, dos horas antes del cierre para ciudadanos de la UE y países de la comunidad iberoamericana.

Las recientes obras realizadas de accesibilidad son una muestra más del interés de Patrimonio para dar a conocer nuestra historia, nuestros monumentos, nuestro patrimonio, entre ellos el Monasterio y Palacio de Yuste.

Pues ya saben, conozcamos lo que tenemos, una cita amable de primavera, aunque no sea más que por aquellos de que “conocer es amar”. Amemos lo nuestro.

Si quieres saber más sobre el Monasterio de Yuste, pincha aquí.

Si quieres leer la columna anterior de José V. Serradilla Muñoz, pincha aquí.

publicidadalcordelroble