La Invernalia extremeña es tierra de lobos

El estreno de la nueva temporada de Juego de Tronos con los escenarios extremeños nos traerá a la pequeña pantalla a una de las familias protagonistas de la serie: la casa de los Stark y su emblema el lobo huargo.

Extremadura siempre ha sido tierra de lobos y ahora que nuestros paisajes protagonizan la séptima temporada de la famosa serie de ficción, podemos decir que estamos enclavados en un territorio Stark y que tenemos nuestra propia Invernalia.

Piornal, la Invernalia extremeña

Los símbolos de la presencia de lobos en la región perduran hasta nuestros días en elementos cotidianos y habituales. En Piornal, los lobos sostienen una gran fuente a la entrada del municipio.

 

 

Una localidad que claramente puede ser la Invernalia extremeña y situada a 1.175 metros de altitud se convierte en el pueblo más alto de Extremadura con inviernos copados de nieve.

Eso sí, la Invernalia ideada por George R. R. Martin es mucho más dura. Es una región de Poniente donde la población está esparcida por un vasto territorio con zonas de bosques salvajes deshabitadas y un clima frío y duro con inviernos interminables.

El Museo del lobo en La Garganta

A una altitud similar, 1.124 metros, La Garganta en el Valle del Ambroz con su Centro de Recepción de Visitantes dedicado al lobo en el límite con Castilla y León. El espacio expositivo nos permite acercarnos a la especie del Canis Lupus Signatus a través de fotografías, documentales o paneles explicativos.

La visita a La Garganta pasa por conocer el corral de los lobos, a las afueras del pueblo, que servía de trampa para capturarlos.

La extinción del lobo

El lobo ibérico fue objeto de la caza furtiva en nuestra región. Las montañas extremeñas habían sido su hábitat natural aunque en la década de los años 80 terminó por extinguirse.

Durante siglos estuvo incluido en el catálogo de alimañas que era necesario cazar y fue víctima de una encarnizada persecución. Las cacerías y batidas de lobos eran una práctica habitual con sugerentes recompensas para sus captores.

Hoy en día, la reintroducción de ejemplares desde Portugal o Castilla y León podría traer buenas noticias para la recuperación de la especie en Extremadura. Científicos, naturalistas y ecologistas plantean una convivencia sostenible con el antepasado de nuestros queridos amigos los perros.

Publicado julio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *