Parasoles de ganchillo en Valverde de la Vera

¿Te imaginas pasear bajo un cielo de ganchillo multicolor? Pues en Valverde de la Vera no es cuestión de imaginación, sino simplemente de ir porque durante todo el mes de agosto, las calles de este bonito pueblo del norte de Extremadura lucen parasoles tejidos con técnica de ganchillo XXL. Un original proyecto y muy participativo porque en su producción y montaje han colaborado los propios vecinos. Hasta los niños, para los que idearon bastidores-Hula Hoop. Es el proyecto Tejiendo la calle, ya mundialmente conocido.

Los pueblos del norte de Extremadura se visten de gala en verano para celebrar sus fiestas en compañía de los familiares y amigos que vuelven a casa por vacaciones y a la Asociación Cultural y Juvenil La Chorrera se le ocurrió en 2013 darles una excepcional bienvenida en su semana cultural. Y ahí es donde entra Marina Fernández-Ramos, arquitecta y diseñadora de productos con especialización en la realización de instalaciones que vive en Madrid, pero que no ha perdido su vinculación con su localidad natal. ¿Por qué no diseñar una instalación en un espacio público que tuviese una utilidad práctica con implicación de los mismos vecinos?

Tejiendo la calle 2015 en Extremadura

Luis Ragel

Luis Ragel

Así surgió el espectacular cielo que otra vez en agosto de 2015 exhibirán las calles de Valverde de la Vera después de muchas horas de trabajo en común. Medio centenar de personas, entre niños y mayores, se pusieron manos a la obra y lo mismo se les podía ver en la plaza del pueblo que en el campamento municipal infantil o en la residencia de mayores. Aunque también mujeres que han venido trabajando desde sus casas en Madrid o incluso en Francia y que vuelven al pueblo por vacaciones de verano han querido participar en la puesta en común que es Tejiendo la calle.

Luis Ragel

Luis Ragel

En 2015, además, con la incorporación de un sistema novedoso que permite realizar piezas mediante bordados y ampliar también las calles que se adornan en agosto.

El resultado, bellísimo y utilizando. además, técnicas de reciclaje porque los parasoles se han realizado con plástico proveniente de las bolsas de la compra que luego han sido tejidos con ganchillo. En el caso de los niños eran los célebres Hula Hoop. Todo ello ha dado lugar a sorprendentes y vistosas piezas de múltiples colores que estarán cubriendo las calles de Valverde de la Vera durante todo el mes de agosto. Un proyecto intergeneracional donde los haya y que protege una técnica, la del ganchillo, en la que las abuelas del norte de Extremadura son unas auténticas maestras. El ayuntamiento ha puesto su granito de arena en el montaje de los parasoles y en la iluminación nocturna. Un espectáculo digno de ver.

Tejiendo la calle, de Valverde a Berlín

Tanto es así, que Tejiendo la Calle ya es marca propia e incluso ha sido seleccionada en Berlín en 2015 junto con otros diez proyectos de diseños de espacios públicos contemporáneos y realizados en grupos. Con lo que un pedacito de Extremadura, gracias a la labor de Valverde de la Vera, tiene nombre propio en Berlín de la mano de la Architectus Omnibus, una convocatoria internacional  del Instituto Cervantes junto al Instituto Goethe. Lo que dará además la vuelta al mundo con una muestra de los trabajos seleccionados así como próximamente con una exposición prevista para el otoño de 2015 en Madrid.

Tejiendo la calle compartiendo experiencias

En todo este tiempo, Tejiendo la calle ha permitido a Valverde de la Vera contactar con muchos otros grupos de tejedoras y tejedores que han intervenido en espacios públicos y compartir experiencias en sucesivos encuentros como Haciendo Textil, en el Museo del Traje de Madrid organizado por Lala de Dios (Índigo Textil); Público Design Fest, iniciativa de la Escuela Superior de Diseño de Madrid en la sede de DIMAD en Matadero o en el Día Internacional de Mujeres Rurales 2014 en Los Santos de Maimona.

Marina Fernández

Marina Fernández

El proyecto de Tejiendo la calle en Valverde de la Vera contado por su alma máter, Marina Fernández, en su blog de planVE.