Refrescante Tomate en el Valle del Jerte

Un baño en una garganta que en sus alturas está considerada como uno de los 15 lugares mágicos de España bien vale la pena un esfuerzo. Ir a refrescarse al  charco “El Tomate” de Cabezuela del Valle es una experiencia maravillosa. Este charco está en la propia Garganta de los Infiernos unos metros antes de unir sus aguas al río Jerte, para llegar a él hay que bajar por un angosto camino y tener cuidado de no resbalar, pero todo eso se compensa al llegar y ver aquel hermoso y tranquilo charco de agua transparente, con su brevísima caída de agua y los helechos asomándose en sus orillas. El paisaje es precioso y el agua del charco magnífica.

Para llegar al charco el Tomate: si viene desde Plasencia por la carretera del Valle del Jerte, una vez que pase la población de Cabezuela del Valle sigue en dirección a Jerte. Dejará las piscinas naturales al lado derecho y seguirá hasta el próximo cruce a la derecha justo después de pasar una estación de servicio Repsol. Allí hay carteles de la reserva natural Garganta de los Infiernos, una vez que pase el puente,  siga a mano izquierda por la calle de una zona urbanizada pero sin casas y cuando comienza el camino de tierra ya estará justo en el sitio. En la ladera del río encontrará el sendero que baja a la garganta. Hay dos charcos uno detrás del otro y los dos son estupendos.

*Para conocer la ubicación de este charco, copia y pega las siguientes coordenadas 40.204783, -5.779866 en el buscador de Google Maps.

???????????????????????????????